Es difícil describirse a uno mismo, por eso empezaré diciendo, simplemente, que soy una apasionada de la fotografía…puede ser que lo lleve un poco en los genes gracias al mejor, a él, a mi abuelo.

Desde pequeña me recuerdo siempre con mi cámara, por ello, fue inevitable irme convirtiendo en la fotógrafa “oficial” de los viajes con amigos, cumpleaños, eventos familiares…¡Para mi cualquier excusa era buena!

De esta forma, fueron ellos los primeros en valorar mi trabajo y animarme a dar el salto como profesional de la fotografía. Descubrí que era lo que siempre había querido, así que tras acabar mi etapa en la universidad fue el momento de reencontrame con mi cámara para no separarme de ella hasta el día de hoy.

Cada trabajo para mi es un reto, es importante que mis fotografías tengan alma, yo les pongo todo el corazón. Me gusta que hablen de vosotros, que os sintais reflejados en ellas, al fin y al cabo…¡se trata de vuestros recuerdos!

Trabajo principalmente en Madrid, es de donde soy, pero lo cierto es que me encanta viajar y he tenido la suerte estos últimos años de poder hacerlo cámara en mano.

En cuanto a la complicada decisión de elegir fotógrafo…¿por qué a mi? os diría, que para mí cada trabajo es único, vosotros sois los protagonistas y mi objetivo es, que por encima de todo, disfrutéis. Me gusta que exista cercanía entre nosotros, para crear esa conexión que permita hacer una fotografía natural, fresca y espontánea pudiendo captar “el momento” pero…lo cierto es que prefiero que contestéis vosotros a esa pregunta cuando me conozcáis.

¡Muchas gracias por vuestra visita y espero veros pronto!

Lucía Romero